jueves, 4 de enero de 2018

El encuentro fue de máxima dificultad pero los azulgrana

El Estadio de la Cerámica fue el primero que recibió al FC Barcelona en competición liguera a inicios del 2017. Ver Real Madrid vs Numancia 2018 EN VIVO Los de Luis Enrique se medían al Villareal en el encuentro inaugural del año con la necesidad de ganar. Los azulgrana no fueron capaces de llevarse los tres puntos en un partido que terminó con empate (1-1) y polémica, por la mano de Bruno Soriano dentro del área, que el colegiado no vio. El arbitraje perjudicó de manera clara a los culés, que comenzaban así el nuevo año, cediendo dos puntos.

El 26 de febrero llegó uno de los choques más esperados a la par que complicados en la Liga Santander. El Barcelona visitaba el Estadio Vicente Calderón por última vez en la competición para enfrentarse al Atlético de Madrid dirigido por Diego Pablo Simeone, con los tres puntos en mente. El encuentro fue de máxima dificultad pero los azulgrana que se impusieron por 1-2 para cerrar la historia ante la inminente mudanza de los rojiblancos al Wanda Metropolitano.
Partido entre el FC Barcelona y la Real Sociedad. | Foto: Óscar Alonso, VAVEL
Partido entre el FC Barcelona y la Real Sociedad. | Foto: Óscar Alonso, VAVEL

Casi dos meses más tarde, el 8 de abril, la Real Sociedad visitó el Camp Nou. Los donostiarras fueron el equipo que más daño hizo a Luis Enrique en las tres temporadas que estuvo en el banquillo, y a punto estuvieron de nuevo. Sin embargo, los catalanes terminaron por imponerse en un partido muy ajustado (3-2) que fue un preludio de lo que ocurriría en el Bernabéu.
El Santiago Bernabéu a los pies de Leo Messi

El 23 de abril fue el día que se paró el mundo para asistir de nuevo a un Clásico. El Barça se medía al Madrid con la posibilidad de ponerse por delante en la clasificación en caso de victoria, pese a que los blancos tenían un partido atrasado frente al Celta de Vigo en Balaídos.

El choque estuvo muy igualado y tuvo mucho protagonismo de los dos porteros, cuajando ambos un partido espectacular. Al término del enfrentamiento el marcador señalaba 2-2 pero fue Messi, siempre decisivo, que a través de una contra remató a los merengues en el minuto 92 para asaltar el liderato.
Messi celebrando el gol de la victoria en el Santiago Bernabéu. | Foto: Agencia EFE
Messi celebrando el gol de la victoria en el Santiago Bernabéu. | Foto: Agencia EFE

El Clásico quedó marcado por la celebración del argentino, que se quitó la camiseta para mostrarla al Bernabéu, a modo de reivindicación personal. A pesar de la victoria, aquel partido sirvió de poco para las aspiraciones azulgranas puesto que la liga se la terminó llevando el Madrid.
La despedida del Vicente Calderón

La Copa del Rey fue la salvación a una temporada escasa a nivel de títulos. El Barça es el 'rey' de esta competición por ser el equipo que más veces la ha ganado con un total de 29. En la anterior edición los azulgrana tuvieron un camino más que complicado hasta llegar a la final ante un sorprendente Deportivo Alavés.

En octavos de final el rival fue el Athletic Club, dirigido por Ernesto Valverde. En San Mamés los culés perdieron por 2-1 pero en el Camp Nou se deshicieron de los leones (3-1) a través de un gran Leo Messi. Los cuartos de final fueron contra la Real Sociedad. La eliminatoria no fue tan intensa puesto que el Barça se llevó un resultado positivo de Anoeta (0-1). No obstante, en Barcelona se vivió un partido 'loco' que terminó con un 5-2 en el electrónico.

Las semifinales fueron ante el Atlético de Madrid. La ida, que se jugó en el Vicente Calderón, terminó con un 1-2 en el marcador favorable a los azulgrana que se adelantaron con goles de Messi y Suárez. En la vuelta los de Luis Enrique sufrieron pero acabaron sacando un empate (1-1). El Barça volvía a estar en la final de copa por tercer año consecutivo.
Juanfran y Neymar en un Atlético de Madrid - FC Barcelona | Foto: Daniel Nieto, VAVEL
Juanfran y Neymar en un Atlético de Madrid - FC Barcelona | Foto: Daniel Nieto, VAVEL

La final de la Copa del Rey se disputó en el Estadio Vicente Calderón, que acogió su último partido oficial. El Atlético de Madrid se mudaba al Wanda Metropolitano la siguiente campaña y que fueran dos rivales los que cerraban la trayectoria del mítico estadio creó mucha polémica en la afición colchonera. El encuentro medía al mejor equipo de la competición por historia al equipo revelación ya que el Deportivo Alavés se plantó en la final contra todo pronóstico. El Barça tiró de oficio y terminó llevándose la copa.
Remontada histórica y tropiezo garrafal

La fase de grupos de la UEFA Champions League supuso un halo de esperanza. El FC Barcelona consiguió 15 de los 18 puntos en juego. La única derrota fue a manos del Manchester City de Pep Guardiola, que derrotó a los barcelonistas en el Etihad Stadium por 3-1. Pese a las buenas sensaciones, la fase eliminatoria fue desastrosa para un equipo que no terminó de encontrar la identidad de campeón.
Imagen de los jugadores del Barça en el Parc des Princes. | Foto: UEFA