El pasado lunes Zidane recibía grandes noticias ya que

Ya ha transcurrido un mes desde que a Dani Carvajal le detectaran una pericarditis que le dejaría fuera de la convocatoria ante el Espanyol. En aquel momento, tanto el Real Madrid como el futbolista no quisieron poner fecha de recuperación ya que, según el informe, Ver Porto vs Leipzig EN VIVO los médicos no podían precisar el tiempo exacto que necesitaría para recuperarse. En este periodo de tiempo Carvajal se ha perdido cinco partidos (cuatro de liga y uno de Champions) donde el Madrid ha sumado tres victorias, un empate y la derrota del pasado domingo ante el Girona.

Así, el lateral español se ha visto obligado a parar cuando se encontraba en una plenitud física extraordinaria, siendo jugador clave y fundamental en el esquema de Zidane. De hecho, suya fue la asistencia en el gol de Bale ante el Borrusia Dortmund en el Signal Iduna Park.
Achraf, el sustituto

Ante esta situación, Zidane debía elegir el recambio en la banda derecha y contaba con dos posibles opciones: el polivalente Nacho o el joven Achraf. Finalmente se decantó por el futbolista marroquí de tan sólo dieciocho años que había destacado la temporada pasada en el filial madridista, sumando ocho asistencias. De esta forma, el entrenador francés consideraba que el internacional por Marruecos sería el recambio ideal en el flanco derecho, pero no ha acabado de hacerse con la posición.
Achraf en su debut ante el Espanyol/ Foto: Daniel Nieto (VAVEL España)
Achraf en su debut ante el Espanyol/ Foto: Daniel Nieto (VAVEL España)


Debutó ante el Espanyol en el Santiago Bernabéu realizando una actuación notable, ya que se mostró seguro atrás y se sumó a la parcela ofensiva con gran descaro. Pero a medida que han ido pasando los partidos, Achraf ha dejado atrás ese desborde en ataque, dejando al equipo blanco huérfano de esa profundidad tan característica que tenía el juego de Carvajal.
Carvajal vuelve al verde

El pasado lunes Zidane recibía grandes noticias ya que el lateral español volvía a pisar el césped de Valdebebas tras un mes en el dique seco. Después de realizarle pruebas sobre el estado de su corazón, se comprobó que ya había superado la pericarditis y que ya está capacitado para volver a entrenar con normalidad.

La idea, tanto del cuerpo técnico como del jugador, es que su reaparición se produzca después del próximo parón de selecciones que tendrá lugar del 7 al 15 de noviembre. Por tanto, una gran alegría para el Real Madrid que podrá volver a contar con un pilar indiscutible en el once de Zidane.